Menu Close

Red4Ed en Indianápolis: ¿el siguiente estado en huelga?

El siguiente artículo fue publicado en Liberación, el órgano del Partido por el Socialismo y la Liberación, que es un miembro de la Coalición ANSWER.

Miles de maestros de Indiana y sus seguidores reunieron dentro de la Casa del Estado de Indiana el 9 de marzo para defender la educación pública y exigir fondos justos. La Asociación de Maestros del Estado de Indiana, un sindicato que representa 45,000 trabajadores educativos, organizó la manifestación. Las demandas primarias del día fueron generales: mayores recursos para los estudiantes y mayores salarios para los maestros.

Los emprendedores capitales, las empresas de la industria educativa, las escuelas autónomas, los propietarios y sus políticos han tenido la educación publica de Indiana en sus puntos de mira desde hace 20 años. Actualmente en Indianápolis, la capital del estado, 28 por ciento de todos los estudiantes van a las escuelas autónomas, y en Gary, es más del 40 por ciento. Las escuelas autónomas están interesadas en las ganancias más de la educación y numerosos estudios han documentado sus inferioridades a las escuelas públicas tradicionales.

Maria DeVries, una maestra de inglés como segundo idioma en la Preparatoria de Elkhart Central en la región del norte de Indiana dijo a Liberación que ella estaba allí “porque hacer salarios de los maestros justo es importante.” Keith Skirts de Lafayette, Indiana, estaba allí por su hija y yerno. “Creemos que los maestros merecen más,” él dijo, “y nosotros estamos intentando hacer nuestra parte. Yo mismo no estaría aquí si no fuera por un buen maestro. … Ellos son realmente profesionales.”

La manifestación del 9 de marzo siguió a otra serie de victorias significativas educativas ganadas por la huelga. Fue solo días después de que los maestros en Oakland, California ganaran una huelga de siete días que resultó en mayores salarios, menor cantidad de casos para consejeros académicos, y un tamaño de clases un poco menor. La victoria también daba impulso a legislación que detendría los cierres de las escuelas y el desarrollo de las escuelas autónomas.

Es obvio que los maestros en Indiana están vigilando sus compañeros de trabajo por todo el país. El espíritu de la manifestación en general fue considerablemente más combativo que las manifestaciones anteriores educativas a nivel estatal. Coros de “¡Contraataca!” y “¡Haremos lo que sea necesario!” hicieron eco a través del parlamento, y varias pancartas alentaban huelgas. Las lecciones de la lucha educativa en los EE.UU. son claras: Si quieres triunfar, lucha.